Autores: A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Frases de servidores

Frases > Temas > Frases de servidores

0.0 de 5 (basado en 0 votos)

Tengo una gran admiración por la Cámara de los Lores, tengo una enorme admiración por las personas que trabajan en la Cámara de los Lores, que son grandes servidores públicos y lo hacen absolutamente tremendo trabajo.

John Major

Hubo, por supuesto, una crisis financiera global. Pero nuestros predecesores laboristas dejaron Bretaña excepcionalmente vulnerables y dañados: la deuda más personal que cualquier otra gran economía, una burbuja inmobiliaria peligrosamente inflados, y un sector bancario hinchada comportarse como dueños, no los servidores del pueblo.

Vince Cable

Google fue fundada para llevar la información a todo el mundo. Un subproducto de esta estrategia es que hemos inventado un negocio de publicidad que ha proporcionado una gran economía que nos permite construir los servidores, contratamos a los empleados, crear valor.

Eric Schmidt

Artículos de interés se encuentran, identificados, monitoreados y controlados de forma remota a través de tecnologías como la identificación por radiofrecuencia, redes de sensores, pequeños servidores embebidos, y recolectores de energía - todos conectados a la Internet de próxima generación utilizando abundante, de bajo costo, y computación de alto poder.

David Petraeus

Los oficiales de policía no son nunca 'fuera de servicio'. Ellos están dedicados servidores públicos que han jurado proteger la seguridad pública, en cualquier momento y lugar que la paz se ve amenazada. Ellos necesitan toda la ayuda que puedan obtener.

Barbara Boxer

Mi reino no es de este mundo. Si lo fuera, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado por los Judios. Pero mi reino no es de aquí.

Jesus Christ

Mi ateísmo, como el de Spinoza, es la verdadera piedad hacia el universo y niega únicos dioses modeladas por el hombre a su imagen, a ser servidores de los intereses humanos.

George Santayana

Los ministros no deben orar tan fuerte y largo, como para agotar la fuerza. No es necesario que cansados ​​de la garganta y los pulmones en la oración. El oído de Dios está siempre abierto a escuchar la sincera petición de sus humildes servidores, y no les obliga a llevar a cabo los órganos del habla en dirigirse a él.

Ellen G. White

Recibe frases diarias en tu e-mail



Autores Populares