Autores: A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Frases de en

Frases > Temas > Frases de en

0.0 de 5 (basado en 0 votos)

Después del recorrido que he hecho por España, después del recorrido que he hecho por la Guerra Civil, he llegado a una conclusión y tengo que decirla. Ya se que se me va a atacar por esto, pero escribir es un oficio de samuráis que consiste en poner las tripas, en negro sobre blanco, encima de la mesa y lo digo: Lamento profundamente haber nacido español. Lamento haber nacido en un país donde la envidia es pecado capital. Lamento haber nacido en un país donde cada 30 o 40 años a lo largo de muchos siglos ha habido una guerra civil, donde los hermanos se han masacrado entre ellos, no por grandes causas, sino por una herencia, por una cuestión de cuernos, por una mujer,... por una pasión. Lamento haber nacido en un país tan mal educado. Lamento haber nacido en un país donde existe la telebasura. Lamento haber nacido en un país tan zafio, tan vulgar, tan encanallado.[...] En España se ha asumido el modelo del pícaro. Cuando el pícaro es un delincuente y lo que tendría que hacer es estar entre barrotes, en este país el pícaro es un héroe y eso crea el mayor número de sinvergüenzas por metro cuadrado del mundo.[...] Vivir en un país donde estamos todos con la mosca detrás de la oreja, donde creemos que el fontanero, el pintor, el de la tienda de ultramarinos, el periodista, el colega... te están engañando, eso genera una tensión, un estrés, una infelicidad, que es lo que me lleva a mi a decir que lamento profundamente haber nacido español.

Fernando Sánchez Dragó

Nos vemos convertidos en teólogos de Bizancio, que mientras los turcos trepan por las murallas de Constantinopla están discutiendo sobre el sexo de los ángeles. Todas estas cosas de las que estáis hablando: Solbes, las hipotecas basura, las inyecciones de crédito, si llegan o si no llegan, son cosas absolutamente inanes que no sirven para nada, porque no estamos en una situación de crisis, ni de recesión ni de depresión siquiera, estamos ante el colosal hundimiento de todo un sistema político, cultural, económico, social, espiritual y filosófico, y entonces no vamos a la raíz del problema. Yo creo que la raíz del problema es en primer lugar de índole zoológica. Sencillamente en el planeta Tierra no caben 6.000 millones de egos consumiendo, devorando, trabajando, es decir: no hay comida, no hay trabajo para 6.000 millones de personas. Hay una ley zoológica inflexible que dice que cuando una especie animal se reproduce por encima de lo que su hábitat consiente, esa especie se extingue. Y el ser humano esta en un proceso de extinción. Es un problema filosófico: es la economía de consumo. Es como la bóveda de Barceló lo que se esta cayendo sobre nuestras cabezas, es una economía basada en el consumo, en el consumo, en el consumo, y en la inyección de créditos, es decir: montada absolutamente sobre el vacío. Nos piden que demos más dinero a esos mismos bancos que nos han engañado, que han sido en el mejor de los casos incompetentes, y en peor de los casos estafadores, que nos han estafado, que nos han arrebatado nuestro propio dinero, nos piden que de nuestro bolsillo, (porque el dinero publico sale de nuestro propio bolsillo), a esas personas para que sigan montando y montando bóvedas de Barceló hasta el infinito... Bueno, eso se va a caer, antes o después se va a caer sobre nuestras cabezas, entonces todas estas cosas de las que habláis, no afectan a las causas primeras, solamente a las consecuencias de esas causas remotas.

Fernando Sánchez Dragó

La razón teórica por la cual es erróneo centrarse en la democracia o en la dictadura es que los Estados –todos los Estados– gobiernan a su población y deciden si habrán de hacer la guerra o no. Y todos los Estados, sean formalmente democracias o dictaduras, o algún otro tipo de gobierno, están regidos por una elite. El hecho de que estas elites, en cualquier caso particular, hagan o no la guerra a otro Estado se da en función de un complejo entrecruzamiento de causas, entre ellas el temperamento de los gobernantes, la fuerza de sus enemigos, los motivos para la guerra, la opinión pública. Si bien esta última debe calibrarse en cualquier caso, la única verdadera diferencia entre una democracia y una dictadura en lo que respecta a hacer la guerra es que en la primera es preciso desplegar una mayor propaganda ante los ciudadanos para formar a la opinión pública de modo que sea favorable a los propósitos del gobierno. La propaganda intensiva es necesaria en cualquier caso, tal como podemos ver en el comportamiento de todos los modernos Estados belicistas que extreman sus esfuerzos para moldear la opinión. Pero el Estado democrático debe trabajar con mayor perseverancia y rapidez. Y además, debe ser más hipócrita en la utilización de su retórica, que tiene que resultar atractiva para los valores de las masas: justicia, libertad, interés nacional, patriotismo, paz mundial, etc. Por lo tanto, en los Estados democráticos el arte de la propaganda debe ser un poco más sofisticado y refinado. Pero esto, como hemos visto, se aplica a todas las decisiones gubernamentales, no sólo a la guerra o la paz, dado que todos los gobiernos –pero en especial los democráticos– deben trabajar con perseverancia para persuadir a los ciudadanos de que todos sus actos de opresión están destinados a beneficiarlos. Lo que hemos dicho acerca de la democracia y la dictadura se aplica igualmente a la falta de correlación entre los grados de libertad interna de un país y su agresividad externa. Se ha demostrado que algunos Estados son perfectamente capaces de permitir un grado considerable de libertad dentro de sus fronteras mientras llevan adelante guerras agresivas en el exterior; otros Estados tienen un gobierno totalitario, pero su política exterior es pacífica. Los ejemplos de Uganda, Albania, China, Gran Bretaña, etc., encajan perfectamente en esta comparación.

Murray Rothbard

El amor de los verdaderos amantes de este mundo están en los ojos lilas de su amante, en las luces del barco, en las campanas de la escuela, en un paisaje, en conversaciones recordadas, en los amigos, en el domingo de un niño, en la pérdida de la voz, en el traje favorito de uno, en el otoño y en todo el año, en la memoria, sí, que sea la tierra y el agua de la existencia, en la memoria.

Truman Capote

Todos los pensamientos , todas las pasiones, todos los placeres, Lo que suscita este cuerpo mortal , Todos son sino ministros de amor ,     Y alimentar a su fuego sagrado . Oft en mis sueños de vigilia hacer yo Vive otra vez que el o'er hora feliz, Cuando a mitad de camino en el monte que yo la doy ,     Al lado de la torre en ruinas . La luz de la luna , el robo que sobre el escenario Se había mezclado con las luces de la víspera ; Y ella estaba allí , mi esperanza, mi alegría,     Mi querida Genoveva ! Se inclinó sobre el hombre armado, La estatua del caballero armado; Se puso de pie y escuchó mis laico ,     En medio de la luz persistente. Pocos dolores hath ésta, de su propia , Mi esperanza ! mi alegría ! mi Genevieve ! Ella me ama más , Whene'er canto     Las canciones que la hacen llorar . Jugué un aire suave y triste , Canté una historia de edad y en movimiento Una vieja canción grosera , que se adaptaba bien     Esa ruina salvaje y canoso . Escuchó con un rubor revoloteando , Con la mirada baja y modesta gracia ; Por bien que lo sabe , no pude elegir     Pero la mirada en su rostro . Le conté del caballero que llevaba A su escudo una marca ardiente ; Y eso durante diez largos años que cortejó     La Señora de la Tierra . Le dije lo que se consumía , y ¡ah! El , el tono suplicante el bajo profundo Con lo que yo cantaba el amor de otro ,     Interpretado mía. Escuchó con un rubor revoloteando , Con la mirada baja y modesta gracia ; Y ella me perdonó, que miraba     Demasiado cariño en su cara! Pero cuando me dijeron que el desprecio cruel Eso enloquecidos que Caballero audaz y hermosa , Y que él cruzó la montaña - bosque,     Tampoco descansado día ni de noche ; Que a veces de la guarida salvaje , Y a veces desde la sombra tenebrosa , Y a veces la puesta en marcha a la vez     En verde claro y soleado , - Llegó y lo miró a la cara Un ángel hermoso y brillante ; Y que él sabía que era un demonio ,     Este caballero miserables ! Y ese no saber lo que hacía, Dio un salto en medio de una banda de asesinos , Y salvó de indignación peor que la muerte     La Señora de la Tierra ! ¿Y cómo lloraba, y juntó las rodillas ; ¿Y cómo le tendía en vano - Y siempre se esforzó para expiar     El desprecio que su cerebro enloquecido ; - Y que ella lo cuidó en una cueva ; Y cómo su locura se fue, Cuando en el bosque de hojas amarillas     Un moribundo yacía ; - Sus palabras - pero que mueren al llegar a Esa tensión tierna de toda la canción, Mi faultering voz y haciendo una pausa arpa     Disturbed su alma con lástima ! Todos los impulsos del alma y el sentido Se había emocionado mi cándida Genevieve ; La música y la historia triste ,     La víspera rico y suave ; Y las esperanzas y temores que encienden la esperanza, Una multitud indistinguibles , Y los deseos suaves moderadas largo,     Sometido y apreciado mucho ! Ella lloró de pena y alegría , Ella se sonrojó con amor y virgen vergüenza ; Y como el murmullo de un sueño,     La oí respirar mi nombre. Su pecho dejó escapar - se hizo a un lado , Como consciente de mi mirada que ella dio un paso - El de repente, con los ojos timoratos     Huyó a mí y lloró. Ella medio me encerrado con sus brazos , Ella me apretó con un abrazo mansos ; E inclinándose hacia atrás la cabeza , miró hacia arriba ,     Y miró a la cara. -Fue en parte les encanta , y en parte el miedo, Y en parte -Fue un arte tímido , Para que yo pueda sentir bien , que veo ,     La hinchazón de su corazón. Me tranquilicé sus miedos , y ella estaba tranquila , Y le dijo a su amor con la Virgen orgullo ; Y así gané mi Genevieve,     Mi novia brillante y hermoso .

Samuel Taylor Coleridge

Tu-tu - Su sombra es la luz del sol en una placa de plata; Sus pasos, la siembra - lugar de lirios ; Sus manos se movían , un carillón de campanas a través de un aire sin viento. El movimiento de las manos es la carrera de larga , de oro de la luz de un sol naciente ; Es el salto de las aves en un jardín de la ruta . Como el perfume de junquillos , que saldrán en la mañana. Los caballos jóvenes no son más súbita que sus pensamientos , Sus palabras son las abejas alrededor de un árbol de pera, Su fantasías son las avispas rayas doradas y negras que zumban entre las manzanas rojas. Yo bebo tus labios , Yo como la blancura de sus manos y pies . Mi boca está abierta , Como un nuevo frasco estoy vacío y abierto. Como el agua blanca es usted quien llena el cáliz de mi boca, Como un torrente de agua atestada de lirios. Usted está congelado como las nubes , Estás lejos y dulce como las nubes altas . Me atrevo a llegar a usted, Me atrevo a tocar el borde de su brillo. Me salto más allá de los vientos , Clamo y pido auxilio , Para mi garganta tiene mucho interés como una espada Afilado en una piedra de afilar de marfil. Mi garganta se canta la alegría de mis ojos , La alegría corriendo de mi amor. ¿Cómo ha caído el arco iris en mi corazón ? ¿Cómo he atrapado a los mares se encuentran en los dedos Y cogimos el cielo para ser una cubierta para la cabeza? ¿Cómo ha venido a morar conmigo , Me rodeando con los cuatro círculos de su ligereza místico, Así que yo digo "¡Gloria! ¡Gloria! " Y el arco antes de En cuanto a un santuario ? ¿Me burlo de mí mismo que mañana es mañana y un día después ? ¿Si creo que el aire de condescendencia , La tierra de la cortesía, Cielo de gran ayuda que merece las gracias? Así que - aire -tierra- cielo - No gracias, Yo te llevo , Yo vivo. Y esas cosas que yo digo , en consecuencia, Están rubíes Mortised en una puerta de piedra.

Amy Lowell

Cuando el primer niño rió por primera vez, su risa se rompió en mil pedazos que saltaron por los aires en todas direcciones, y así fue como aparecieron las hadas. Por eso debería haber un hada para cada niño y cada niña. Aunque hoy en día los niños saben tantas cosas que dejan de creer muy pronto en las hadas.

Johnny Depp

Salvo en la ropa, en los institutos de la belleza y en Sinatra, las mujeres no coinciden en nada.

Groucho Marx

Hay que poner el corazón en el arte, la inteligencia en el comercio del mundo, el cuerpo allá donde se encuentre bien, la bolsa en el bolsillo y la esperanza en parte alguna.

Gustave Flaubert

Vacía tu mente, se amorfo, moldeable, como el agua. Si pones agua en una taza se convierte en la taza. Si pones agua en una botella se convierte en la botella. Si la pones en una tetera se convierte en la tetera. El agua puede fluir o puede golpear. Sé agua amigo mío.

Bruce Lee

El axioma básico de la teoría política libertaria postula que cada hombre es dueño de sí mismo, en posesión de soberanía absoluta sobre su propio cuerpo. En efecto, esto significa que nadie puede invadir o agredir justamente el cuerpo de otra persona. Se sigue entonces que cada persona posee justamente cualquier recurso, previamente sin dueño, de la que esta se apropie o que “mezcle con su trabajo”. A partir de estos axiomas gemelos –Propiedad sobre sí mismo y la apropiación originaria– se construye la justificación para el sistema entero de títulos de propiedad en una sociedad de libre mercado. Este sistema establece el derecho de cada persona a su propia persona, el derecho a donar, dar en herencia (y consecuentemente el derecho a heredar) y el derecho al intercambio contractual de títulos de propiedad.

Murray Rothbard

Una defensa del Estado sostiene que el hombre es un “animal social”, que debe vivir en sociedad, y que individualistas y libertarios creen en la existencia de “individuos atomizados” sin influenciar y sin guardar relación con sus semejantes. Pero no, los libertarios nunca han celebrado individuos aislados como los átomos, por el contrario, todos los libertarios han reconocido la necesidad y de las enormes ventajas de la vida en sociedad, y de participar en la división social del trabajo. La gran non sequitur cometido por los defensores del Estado, incluidos los filósofos aristotélicos y tomistas clásicos, es saltar de la necesidad de la sociedad a la necesidad del Estado.

Murray Rothbard

La abrumadora mayoría de partidarios del estado no son estatistas filosóficos, es decir, sólo por el hecho de haber pensado en el asunto. La mayoría de la gente no piensa mucho en cuestiones filosóficas. Se limitan a vivir su vida diaria, y eso es todo. Así que gran parte del apoyo tiene su origen en el solo hecho de que el estado existe y ha existido siempre, en la medida de lo uno puede recordar (que generalmente no va más allá del período de su propia vida). Es decir, el mayor logro de los intelectuales estatistas es haber cultivado la pereza intelectual (o la incapacidad) natural de las masas y nunca haber permitido que el tema fuera objeto de un debate serio. El estado es considerado como parte intocable del tejido social.

Hans-Hermann Hoppe

En la escuela puede haberse eliminado la diferencia entre ganadores y perdedores, pero en la vida real no. En la escuela te dan oportunidades para ir aprobando tus exámenes, para que tus tareas te resulten más fáciles y llevaderas. Esto no te ocurrirá en la vida real.

Bill Gates

El otro día, en Canadá, durante la cumbre del G8, estaba con el presidente George Bush cuando éste puso los pies encima de la mesa y me preguntó: "¿Sigues haciendo deporte?". Yo le dije que sí y él comentó: "Hago 4 kilómetros en 6m. 24s". Yo puse los pies encima de la mesa y le respondí: "Yo hago 10 kilómetros en 5m 20s". Es la primera vez que superamos a EEUU en algo.

José María Aznar

He encontrado algo "bueno" de los seres humanos en su conjunto. En mi experiencia la mayoría de ellos son basura, no importa si en público se suscriben a esta o aquella doctrina ética o a ninguna. Eso es algo que no se puede decir en voz alta, o tal vez incluso pensar.

Sigmund Freud

Ocurrió en el TAM es verdad. Una mujer blanca, de unos 50 años, llegó a su lugar y vio que estaba al lado de un pasajero negro. Visiblemente molesta, llamó a la azafata. "¿Cuál es el problema, señora?" Pregunta a la Pasajera. "¿No ves? - Dijo la señora - "que me puso al lado de un negro. No puedo estar aquí a su lado. Usted tiene que darme otra silla " - "Por favor, cálmese" - dijo la azafata - "por desgracia, todos los asientos están ocupados. Pero voy a ver si todavía tenemos algunos de ellos". La azafata sale y regresa unos minutos después. -"Señora, como ya he dicho, no hay otro lugar libre en la clase económica. Pero hablé con el capitán y él me confirmó que no tienen lugar en la clase económica. Sólo tenemos un lugar en la primera clase". Y antes de que la mujer hizo ningún comentario, el comisario sigue: -"Mire, es inusual para nuestra empresa permitir que un pasajero sentado en clase económica pase a primera clase. Sin embargo, dadas las circunstancias, el comandante piensa que sería escandaloso obligar a un pasajero a viajar al lado de una persona desagradable". Y volviéndose hacia el señor Negro, la azafata dijo: -"Así que, Señor, si usted quiere ser tan amable de tomar su equipaje de mano, le reservamos un lugar en primera clase...". Y todos los pasajeros próximos, que sorprendidos veían la escena, comenzaron a aplaudir, algunos de pie. DALE COMPARTIR SI ESTÁS EN CONTRA DEL RACISMO.

Anónimo

Sin embargo, la innovación viene de la gente al reunirse en los pasillos o llamando unos a otros, a las 10:30 de la noche con una nueva idea, o porque se dieron cuenta de algo que cambia radicalmente en la forma en que hemos estado pensando en un problema.

Steve Jobs

El laissez faire está caducado. Siendo anti-individualista, la concepción fascista se pronuncia por el Estado; y se pronuncia por el individuo en cuanto éste coincide con el Estado, que es conciencia y voluntad del hombre en su existencia histórica. El liberalismo negaba al Estado en interés del individuo particular; el fascismo reconfirma al Estado como verdadera realidad del individuo. Se pronuncia por la única realidad que puede ser una cosa seria, a saber, la libertad del Estado y del individuo en el Estado. Ello, en razón de que, para el fascista, todo reside en el Estado, y nada que sea humano o espiritual existe fuera del Estado.

Benito Mussolini

En un Estado totalitario la situación es, permanentemente y en todos los campos, la misma que en los demás países domina algunos ámbitos en tiempos de guerra. Se ocultará a la gente todo lo que pueda provocar dudas acerca de la competencia del Gobierno o crear descontento. Las bases de comparación desfavorable con las condiciones de otro lugar; el conocimiento de las posibles alternativas frente a la dirección efectivamente tomada; la información que pueda sugerir el fracaso del Gobierno en el cumplimiento de sus promesas o en aprovechar las oportunidades de mejorar la situación, todo se suprimirá. Por consecuencia, no habrá campo donde no se practique una intervención sistemática de la opinión y no se fuerce a una uniformidad de criterios.

Friedrich Hayek

Subida de precios en el metro, copago en sanidad, recortes en educación... No sé cómo pretenden que queramos quedarnos en España.

Anónimo

Si ser un ególatra significa que creo en lo que hago y en mi arte o mi música, entonces es en ese sentido que me puedes llamar eso... Yo creo en lo que hago, y lo voy a decir.

John Lennon

Fue entonces cuando decidimos parar en el año 66. Todo el mundo pensaba que estuvimos de gira durante años, ya sabes, pero no lo hicimos. Me incorporé en el 62, y terminamos de viajar en el 66 para entrar en el estudio donde pudimos escucharnos unos a otros... y crear cualquier fantasía que surgiera del cerebro de alguien.

Ringo Starr

Creo en la manicura. Creo en la ropa de más. Yo creo en arreglarse y en el uso de lápiz labial. Creo en el color rosa. Creo que las chicas felices son las chicas más guapas. Creo que mañana será otro día, y... también creo en los milagros.

Audrey Hepburn

Sin lágrimas en el escritor, no hay lágrimas en el lector. Sin sorpresa en el escritor, no hay sorpresa en el lector.

Robert Frost

Recibe frases diarias en tu e-mail


Temas relacionados


Autores Populares