Autores: A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Frases de Enrique Jardiel Poncela

Frases > Autores > Enrique Jardiel Poncela

0.0 de 5 (basado en 0 votos)

  • Más Frases de Enrique Jardiel Poncela - Página 1 de 2
  • 1
  • 2
  • Siguiente

Para encontrar gusto a la vida, no hay como morirse.

Frases con doble sentido | Enrique Jardiel Poncela

El pudor es un sólido que sólo se disuelve en alcohol o en dinero.

Frases con doble sentido | Enrique Jardiel Poncela

Suicidarse es subirse en marcha a un coche fúnebre.

Frases Chistosas | Enrique Jardiel Poncela

Los senos de la mujer son la única persistencia del hombre; los coge al nacer y ya no los suelta hasta morir de viejo.

Frases Positivas | Enrique Jardiel Poncela

El etcétera es el descanso de los sabios y la excusa de los ignorantes.

Frases Positivas | Enrique Jardiel Poncela

Todos los hombres que no tienen nada importante que decir hablan a gritos.

Frases Positivas | Enrique Jardiel Poncela

Al amor, al baño y a la tumba, se debe ir desnudo.

Frases que nunca se olvidan | Enrique Jardiel Poncela

La juventud es un defecto que se corrige con el tiempo.

Frases que llegan al corazón | Enrique Jardiel Poncela

La vejez es un exceso que aumenta por días.

Frases que llegan al corazón | Enrique Jardiel Poncela

La mujer es como los autos, a la vejez es cuando más se pintan.

Frases Emotivas | Enrique Jardiel Poncela

Cuando el trabajo no constituye una diversión, hay que trabajar lo indecible para divertirse.

Frases Emotivas | Enrique Jardiel Poncela

La mujer adora al hombre igual que el creyente adora a Dios; pidiéndole todos los días algo.

Frases Emotivas | Enrique Jardiel Poncela

Viajar es imprescindible y la sed de viaje, un síntoma neto de inteligencia.

Frases Emotivas | Enrique Jardiel Poncela

Historia es, desde luego exactamente lo que se escribió, pero ignoramos si es lo que sucedió.

Frases Emotivas | Enrique Jardiel Poncela

Realmente, sólo los padres dominan el arte de educar mal a los hijos.

Frases Emotivas | Enrique Jardiel Poncela

El amor, el tabaco, el café y, en general, todos los venenos que no son lo bastante fuertes para matarnos en un instante, se nos convierten en una necesidad diaria.

Frases Filosóficas | Enrique Jardiel Poncela

Los sentimientos deben analizarse y nunca obedecerse.

Frases cortas de amor | Enrique Jardiel Poncela

Hay dos maneras de conseguir la felicidad, una hacerse el idiota; otra serlo.

Frases cortas de amor | Enrique Jardiel Poncela

La experiencia es una enfermedad que no se contagia.

Frases Buenas | Enrique Jardiel Poncela

La sinceridad es el pasaporte de la mala educación.

Frases Buenas | Enrique Jardiel Poncela

El que va acompañado de una linda mujer sabe que los amigos hallados en la calle tienen siempre más cosas que decir que cuando vamos solos.

Frases Buenas | Enrique Jardiel Poncela

Cuando tiene que decidir el corazón es mejor que decida la cabeza.

Frases Buenas | Enrique Jardiel Poncela

Intentar definir el humorismo, es como pretender atravesar una mariposa, usando a manera de alfiler un poste telegráfico.

Frases Buenas | Enrique Jardiel Poncela

La medicina es el arte de acompañar al sepulcro con palabras griegas.

Frase de Matemáticas | Enrique Jardiel Poncela

Lo vulgar es el ronquido, lo inverosímil, el sueño. La humanidad ronca, pero el artista está en la obligación de hacerla soñar o no es artista.

Frases Graciosas | Enrique Jardiel Poncela

Enrique Jardiel Poncela

Enrique Jardiel Poncela


Enrique Jardiel Poncela fue un escritor y dramaturgo español. Su obra, relacionada con el teatro del absurdo, se alejó del humor tradicional acercándose a otro más intelectual, inverosímil e ilógico, rompiendo así con el naturalismo tradicional imperante en el teatro español de la época. Esto le supuso ser atacado por una gran parte de la crítica de su tiempo, ya que su humor hería los sentimientos más sensibles y abría un abanico de posibilidades cómicas que no siempre eran bien entendidas. A esto hay que sumar sus posteriores problemas con la censura franquista. Sin embargo, el paso de los años no ha hecho sino acrecentar su figura y sus obras siguen representándose en la actualidad, habiéndose rodado además numerosas películas basadas en ellas. Murió de cáncer, arruinado y en gran medida olvidado, a los 50 años.

Recibe frases diarias en tu e-mail